HOME     |   EDITORIAL AIRES     |   REVISTA ONLINE     |   CONTACTO    
 HOME
 GANADERIA
 MAQUINARIAS
 LECHERIA
 AGRICULTURA
 VINOS
 ESTANCIAS
 TURISMO
 AUTOS
 EXPOSICIONES
 REVISTA ONLINE
 CONTACTO






AGRICULTURA   

¬ŅSe puede considerar sano un cultivo que requiere la aplicaci√≥n frecuente de agroqu√≠micos 

Desde hace tiempo, en la agricultura se aplica el concepto de salud. ¬ŅQu√© es un cultivo sano? En l√≠neas generales, para la mirada de la agricultura industrial, el concepto se reduce a un cultivo que alcanza su m√°ximo rendimiento y calidad gracias a que se controlan posibles factores limitantes, o reductores, como plagas, malezas y enfermedades. Para la agroecolog√≠a, sin embargo, desarrollar un cultivo sano implica abarcar aspectos de productividad, de biodiversidad, sociales y culturales. Dami√°n Vega, docente de la c√°tedra de Fitopatolog√≠a de la Facultad de Agronom√≠a de la UBA (FAUBA), junto con investigadores de universidades de la Argentina, de Uruguay y de Colombia analizaron estudios del √°rea agroecol√≥gica, tomaron debates de las ciencias m√©dicas y sintetizaron los principales componentes de la salud agr√≠cola en un art√≠culo publicado en la revista cient√≠fica Agroecology and Sustainable Food Systems. ‚ÄúHay que poner atenci√≥n cuando se dice que un cultivo est√° sano. Las definiciones conllevan ideas, valores, formas de ver y actuar en la realidad. Para la agronom√≠a convencional, un cultivo goza de ‚Äėbuena salud‚Äô cuando rinde lo m√°ximo posible. Con esa meta, esta visi√≥n busca mantener las plagas, malezas y enfermedades por debajo de cierto umbral. Cuando se supera ese valor, se aplican agroqu√≠micos que pueden tener efectos perjudiciales sobre otros organismos vivos, incluyendo a las personas. Parece un contrasentido que para alcanzar un cultivo sano se requiera usar agroqu√≠micos de forma frecuente‚ÄĚ, sostuvo Vega. ‚ÄúReducir el concepto de ‚Äėsalud‚Äô a lograr el m√°ximo rendimiento del cultivo, deja de lado las posibles consecuencias de los agroqu√≠micos en el sistema agroalimentario y en los ecosistemas. Tampoco considera qu√© tipo de productora o productor lleva adelante el agroecosistema y en qu√© contexto socioambiental. Como respuesta surgieron disciplinas y enfoques que proponen visiones alternativas de la agricultura y, entre otros puntos, analizaron el concepto de ‚Äėsalud‚Äô en los cultivos‚ÄĚ, dijo Vega, coautor del trabajo junto con Santiago Poggio (FAUBA-Conicet), Walter Salas-Zapata (Univ. de Antioquia, Colombia) y Mar√≠a In√©s Gazzano Santos (Univ. de la Rep√ļblica, Uruguay). En este marco, buscaron reconstruir el t√©rmino ‚Äėsalud‚Äô desde la agroecolog√≠a, para lo cual rescataron conceptos y debates de las ciencias m√©dicas. ‚ÄúEn la d√©cada del ‚Äô50 ‚ÄĒafirm√≥ Dami√°n‚ÄĒ, el m√©dico y soci√≥logo Aaron Antonovsky propuso cambiar el enfoque de la medicina. En vez de considerar a la salud como ‚Äėun estado de ausencia de enfermedades‚Äô, sugiri√≥ pensarla como un proceso que se puede fomentar, y se pregunt√≥ c√≥mo hacerlo‚ÄĚ. La y los autores del trabajo llevaron esta mirada al √°mbito de la agricultura y plantearon que un cultivo sano es m√°s que uno que alcanza un m√°ximo rinde al controlar los factores que lo podr√≠an disminuir. Conseguir un cultivo sano es un proceso que involucra aspectos econ√≥micos, ecol√≥gico-productivos, socio-organizativos y tambi√©n de aprendizaje y construcci√≥n del conocimiento. Entonces, Vega se pregunt√≥: ¬ŅC√≥mo se alcanza un cultivo sano? ‚ÄúEn principio, reconocemos la importancia del v√≠nculo entre los cultivos y quienes los producen. Por ello, la salud del cultivo tiene que ver, sobre todo, con el objetivo de los y las productoras, con su entorno, sus conocimientos, valores y posibilidades. Establecer qu√© es saludable en un cultivo es clarificar qui√©nes producen, qu√© y c√≥mo lo hacen, y con qu√© prop√≥sito. Al definir el concepto de salud tambi√©n se pone en cuesti√≥n qu√© agricultura se quiere y qui√©nes la motorizan‚ÄĚ. En el art√≠culo se recopilaron estudios del √°rea de la agroecolog√≠a y se propusieron cuatro componentes para evaluar el estado de salud de un cultivo: la utilidad, las adversidades, la autonom√≠a y la inocuidad. ‚ÄúUn sistema de cultivos saludable es √ļtil si le permite a los y las productoras alcanzar sus fines y responder a las necesidades de la sociedad; tambi√©n lo es si resiste a las adversidades al potenciar interacciones biol√≥gicas, ecol√≥gicas y socio-organizativas. Por √ļltimo, es √ļtil si promueve la autonom√≠a, es decir, si depende cada vez menos de insumos externos. Un cultivo sano debe tender a maximizar la inocuidad de los alimentos que produce y minimizar los impactos negativos en los humanos y los ecosistemas‚ÄĚ, explic√≥ el docente.

Fecha: 2020-06-19

volver   


   HOME     |   EDITORIAL AIRES     |   REVISTA ONLINE     |   PUBLICITE AQUÍ     |   CONTACTO